De Pixel a Pixel
 
 Según las estadísticas, en América latina los hombres viven un promedio de siete años menos que las mujeres. También según los indicadores, la obesidad suele ser la enfermedad que más afecta a la población masculina; aquella a su vez es luego la responsable de dolencias más graves como los infartos, la hipertensión y la diabetes.

Los hombres que quieren llegar hasta el final de su vida sanos y vitales deben incluir en su menú ciertos alimentos que pueden mejorar su desempeño físico. A continuación una lista de alimentos que mejoran la performance intelectual, retardan el envejecimiento y ayudan en la pérdida de peso a los hombres de cualquier edad.

LINAZA (en semillas, aceite o cápsulas): es fuente de Omega 3, un ácido graso esencial que ayuda en la prevención y control de dolencias cardiovasculares, artereoesclerosis e hipertensión. Utilizada en forma de semilla, también contiene una gran cantidad de fibras que disminuyen la absorción del colesterol por parte del organismo.

LICOPENO: es la sustancia antioxidante rojiza responsable por la coloración del tomate, la sandía (patilla) y el pimentón (morrón). El licopeno combate los radicales libres, previene el cáncer de próstata, pulmón y estómago, actúa y contra el envejecimiento de las células, además de estimular el sistema inmunológico.

CÁPSULAS DE ACEITE DE AJO: el ajo es fuente de sustancias que aumentan la elasticidad e los vasos sanguíneos, favoreciendo la circulación y disminuyendo la presión arterial.

JUGO DE UVA ENTERO/VINO TINTO ORGANICO/ JUGO DE ARANDANOS: Fuente de poderosas sustancias antioxidantes que repelen los radicales libres y relajan los vasos sanguíneos; controlan la presión arterial y el colesterol y previenen contra el cáncer.

SOJA NEGRA: La soja negra posee en la cáscara una sustancia antioxidante denominada antocianina, conocida por prevenir la obesidad. La antocianina neutraliza la acción de los radicales libres, lo que previene el cáncer y el envejecimiento precoz. Posee acción benéfica en el control de las tasas de colesterol y la prevención de dolencias cardíacas.

HARINA DE BANANA VERDE: Contiene el almidón resistente, que fortalece y aumenta el número de bacterias benéficas del intestino, favoreciendo el buen funcionamiento intestinal. Dificulta la absorción de las grasas y la glucosa, controlando el colesterol y la diábetes.

LECITINA DE SOJA: Evita la formación de ateromas (placas de grasa) en las arterias, previniendo contra infartos y derrames.

Recuerde siempre que los buenos hábitos alimenticios asociados a la práctica regular de actividad física son una estrategia fundamental para la reducción del riesgo de enfermedades crónicas. Eso sí: los resultados se ven a lo largo del tiempo, no de un día para otro.
Etiquetas:
Reacciones: 
0 Responses